En esta entrada vamos a explicar de forma sencilla el funcionamiento de una instalación de autoconsumo en una vivienda. Por lo general, las instalaciones de autoconsumo residencial se conectan a la red interior del consumidor, mediante un circuito dedicado entre la salida de las protecciones del inversor y el cuadro general.

Ejemplo de esquema de conexión. Fuente: IDAE

En dicho cuadro general se instala un analizador de red para medir el consumo instantáneo de la vivienda. Este equipo no es necesario para que nuestra instalación funcione pero sí es muy recomendable incluirlo, puesto que nos va a permitir conocer de forma instantánea qué energía es autoconsumida y qué energía excedentaria se inyecta en la red, parámetros fundamentales para medir el ahorro. Todas las instalaciones que realizamos en Sindetec incluyen este equipo de medida.

Ejemplo de medidores de consumo disponibles en el mercado.

En días despejados, para una instalación de autoconsumo con orientación sur, la curva diaria de generación solar tiene forma de campana, según el trazado azul que se muestra en la siguiente figura. En función de la época del año, esta curva podrá ser más ancha (verano) o más estrecha (invierno), y el valor máximo variará también en función de la altura solar.

Durante la noche no tenemos generación solar y, por tanto, el 100% de la energía consumida en la vivienda nos lo suministra la propia red. Con los primeros rayos solares empezamos a autoconsumir, de forma que la energía comprada a la red es igual a la diferencia entre el consumo instantáneo y la energía generada por nuestra instalación fotovoltaica. Por ejemplo, si consumimos 3 kW y la instalación fotovoltaica genera 1 kW, consumimos de red los otros 2 kW que faltan.

Poco antes de las 10 am la generación fotovoltaica iguala al consumo de la vivienda, por lo que en ese instante el flujo de energía de red es nulo. A partir de dicha hora, en los momentos en los que la generación solar es superior al consumo, inyectamos la energía excedentaria en la red. Por ejemplo, si consumimos 2 kW y la instalación genera 3 kW, autoconsumimos 2 kW e inyectamos 1 kW excedentario en la red. Como indicamos en otras entradas, el RD 244/2019 nos permitirá compensar dicho excedente.

Durante las horas centrales del día se comprará energía de red o se inyectarán excedentes en red, en función de la diferencia entre la generación instantánea en placas y el consumo instantáneo de la vivienda. Para maximizar los ahorros, nos interesa trasladar el consumo a estas horas centrales del día en las que nuestra instalación genera la mayor cantidad de energía.

Durante la tarde, la generación fotovoltaica disminuye progresivamente, con lo que se reduce la energía autoconsumida y poco a poco aumenta el consumo de red, hasta que finalmente el 100% del consumo pasa a abastecerse de la propia red.

Sistema de autoconsumo residencial sin baterías:

Datos de generación, consumo y energía intercambiada con la red. Datos reales de una instalación en Sevilla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies